Camino a recorrer: La Identidad

“Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres “ Rosa de Luxemburgo ( 1871-1919)


Entrar de lleno a la pregunta de quiénes somos en general y de quien soy en particular, nos lleva directamente y sin dilación al complejo tema de la identidad, es decir, que será aquello por lo cual, yo puedo afirmar “yo soy”.


Si nos preguntaramos en este momento, ¿Quién soy? es posible, que aparezca una respuesta primero, pero inmediatamente aparecerán muchas más, y ninguna alcanzara para dar cuenta totalmente de nuestro ser.

Soy hermana, soy mujer,soy hijo , soy madre, soy estudiante, soy ….y así sucesivamente , aparecerán más posibilidades , pero ninguna de estas respuestas podra constituirse como una unica respuesta.

La Identidad nos permite un punto de partida para poder preguntarnos quienes somos ya que uno de los rasgos distintivos de los seres humanos, es su capacidad para racionalizar sobre su existencia.

¿Habra “algo” en el orden de la existencia humana que nos permita permanecer identicos y sin variacion en todo momento?

La identidad es la que motoriza, la busqueda permanente de nosotros mismos, pero no vamos a llegar a una definición última de lo que somos, aunque en el fondo esa sea una ilusión, por lo que llegaremos a instancias provisorias, que durarán un instante, para volver a preguntarnos. En esa pregunta nos encontramos con un “poco” de “ser” , pero en el siguiente momento ya pasamos a ser otra cosa.

Es decir, debieramos estar lo suficientemente inmoviles o preguntarnos a cada instante que estamos siendo. Como se entendera, esto es un imposible lógico a toda definición.

La palabra Identidad viene del Latin Identitas y este de Idem, Lo mismo.

Pero aquí nos encontramos con una paradoja , ya que, tomando esta vertiente, la identidad estaria más cerca de lo identico, como una posibilidad de ser “estatico” como si nuestro ser mostrara una transparencia , una equivalencia de uno consigo mismo.

Podriamos situar que al no haber tal “transparencia” de ser, ni quietud del ser, como para que pudiéramos contemplarlo, no hay identidad, nada identico a si mismo en el ser que pudiera responder satisfactoriamente a la pregunta por “quien soy”.

Al intentar dar cuenta de la pregunta de “quién soy” nos encontramos frente a una profunda division entre la pregunta y las posibilidades de respuesta, no existirá ninguna respuesta con eficacia lógica que cancele la pregunta, no por lo menos en terminos estrictos a la definicion de identidad, entendida como, lo identico.


Imaginemos situaciones , posiblemente más cercanas de los que todos y cada uno de nosotros creemos, que podamos atravezar en nuestra historia:

¿Qué pasaría si descubris, un dia, algun secreto familiar, algun hecho significativo que nunca te comunicaron, o de alguna muerte o forma de muerte de un integrante de tu familia que hasta hoy desconocias?

¿Que pensas que te sucedería si un día te enteras que tenes otro nombre a raíz de haber tenido otra madre o padre biológico o te encuentras con documentación que da cuenta de ello?

Actualmente, también, sucede en los casos de reproducción asistida como nuevas formas de concepcion humana, donde hoy hay muchas poersonas buscando su identidad , en tanto datos de padres biologicos que participaron en dichos tratamientos y nunca se les habia informado de su nombre o existencia . Y en estos casos es fundamental esa busqueda para la posble filiacion de estas personas , si ellos lo quisieran.

Y nos es fundamental nombrar, a todos los niños sustraidos en las epocas de terrorismo de Estado, donde hubo desaparición forzada de personas aun no encontradas o las situaciones de post guerra que dejan miles de huerfanos.

Así es como Instituciones más que necesarias e Importantísmas como Madres y Abuelas de plaza de Mayo , la Organización Hijos y organizaciones e instituciones mundiales que se dedican a estas busquedas y contención de estas dolorosas situaciones , como así también historiadores , antropólogos , sociólogos y psicólogos que trabajan para esos posibles encuentros y muchisimas personas que hoy continuan con sus icansables busquedas.

Dado que para el ser humano, no tener información sobre sus origenes , no saber sobre sus raíces, lo enfrenta a situaciones traumaticas, de vacios inconmensurables, de desregulaciones fisicas, biológicas ,de desgarros psíquicos, de despersonalización , hasta conllevar a posibles estados de locura.

Es por esto que la continuación de sus busquedas sobre su identidad y sus origenes es un camino más que admirable , por más doloroso que sea, y es lo que les permitira, en el mejor de los casos, llegar a una posible reparación simbolica por los hechos traumaticos que los atravesaron y los constituyeron.

Es en este punto que nos encontramos sin duda frente al derecho a la identidad, derecho que tenemos todas las personas a saber quienes somos y cuál es nuestra historia. El derecho a la Identidad constituye parte de los Derechos Humanos, reconocidos como la base juridica sobre la que deben asentarse las relaciones entre los Estados, las sociedades y las personas.


Volviendo a las instancias más originarias , el humano es un ser que necesita de un otro desde el inicio de la vida, sin un otro alli que lo reciba, alimente , le de contacto , calor y afecto, la niña o niño muere. Pero sin llegar a eso , si no hay un otro que reciba, escuche e interprete el llanto de ese niño como un llamado , el niño podrá sobrevivir fisiologicamente, pero tendra sobre todo fuertes carencias emocionales por la falta de cobijo y contención, dejando huellas imborrables en su constitucion subjetiva.

Pero cuando si hay presencia de un otro de los primeros cuidados que interprete su llanto y responda e interprete alli : “Tiene hambre, frío , quiere mimos, etc ” es donde se abre el campo de la palabra . Es en ese Intante que ese niño es bañado por el lenguaje. Siendo este el primer punta pie inicial para el comienzo de la existencia del ser, con un lugar posible para él , en el mundo.

Es así, como desde estos primeros momentos de vida , nos inscriben con un nombre, nos colocan etiquetas, mandatos y nos situan en lugares que supuestamente hablan sobre nosotros, y pareciera que identificarnos a esos rasgos , en principio es el unico camino a seguir, o algunos lugares posibles para anclar.

Pero ¿de qué se tratan estas identificaciones ?

Cuando hablamos de identificación, lo pensamos como momento de constitución subjetiva, donde nos referimos al primer encuentro del humano con el otro de los primeros cuidados, en el mejor de los casos , una madre , un padre , otros que están allí esperándolo, otros que lo hubican en un lugar de deseo, una niña o niño que se desea , generando así un ser deseante.

Y desde allí nos trasmitiran la lengua materna, entendiendo a ésta no sólo como el lenguaje en tanto idioma, costumbres, sino como lo más originario: formas de mirar , maneras de estar en el mundo , ritmos, aromas , sonidos , las primeras huellas, las experiencias más primordiales , la esencia de las cosas, las primeras marcas del otro en nosotros, manera que el humano tiene de entrar en una existencia posible y posteriormente la posibilidad de la entrada en la cultura.

Siendo la identificación un proceso primordial para lo humano, ya que ella permite que a lo largo de su vida el sujeto disponga de esas primeras marcas instituyentes para hacer frente a los abatares de la vida .

Proceso donde se juega la primera ligazón afectiva más originaria con el otro, donde se incorporan los rasgos del otro como puntos de coincidencia. Configurándose un “yo” propio a semejanza del otro , tomado como posible modelo.

Esos trazos del otro que quedan inscriptos en el cuerpo, o ese unico razgo, el más originario que hace cuerpo,son los más instituyentes del sujeto. Otro modo de identificacion es la que queda plasmada en un síntoma , y otra identificación posible, sobre la base de poder o querer ponerse en “la misma situación del otro”.

Es así como en la identificación , el sujeto queda envuelto en el lenguaje y desde alli armá su subjetividad , desde ese material y herramientas ofrecidos , regalados y hasta a veces impuestos o inconscientemente aprendidos.

Es por esto cómo podemos encontrar muchas veces entre padre , madres e hijos , o hermanos, mismas formas de pararse, parecidas maneras de comer , similares formas de pensar, similares sintomas y rasgos del otro, atributos unicos elegidos que me conforman , que seleccionó y que otras veces me toman.

Para poder comprender esta incorporación del otro en la función identificatoria podemos aludir a las imagenes miticas de devoración, donde en el acto mismo de devoración, que se realiza por vía oral, poner algo adentro, actua sobre el cuerpo, de manera tal que , como efecto de ese acto, se ha de poseer las propiedades, los atributos de aquello que se devora.


Pero como bien dijimos anteriormente , este proceso se dará en los primeros instantes de la vida, originales años, que le serviran al humano para orientar, anclar, partir de un origen, hacer raiz, filiarse, para desde allí poder pensar a lo largo de la vida : ¿Quiénes somos?

Del mismo modo que nuestra identidad es una construcción conformada de las cosas vividas más singulares desde el comienzo de nuestra historia también se encuentra entramada con las marcas historico sociales que compartimos con los otros.

Y cuando pensamos a la identidad como proceso que nos define, nos fija, nos iguala y diferencia de otros, como situabamos anteriormente , instancias que duran solo un momento, no podemos dejar de pensar en la vertiente que también tiene la identidad como transformación, ya que no somos siempre los mismos, todo el tiempo estamos en procesos de cambios, modificaciones, saber quien soy también me hace saber que no y quien no soy.

Por eso, como plateabamos al principio , preguntarnos por la identidad es realmente un viaje, un camino continuo en el devenir de cada sujeto, ya que todos los días somos otros, con otros, y así nos transformamos y deconstruimos a cada instante, pudiendo situar un cachito de “ser ” en un instante, para en otro momento contiguo desarmarlo , para volver a rearmarnos como posibilidad , en busquedas vivas del ser con otros, en nuevas instancias para el “ser ”.

“ Como sitio posible, no se tratara tanto de la verdad sino de la busqueda del sujeto que la transporte”. ( Alicia Lo Giudice )


H . M. Susana Botana : Licenciada en Psicología - Psicoanalista - Universidad de Buenos Aires -Argentina


20 views0 comments

Recent Posts

See All